Hace cuatro meses que España se confinó, y 25 días que España entró en la nueva normalidad, sin Estado de Alarma. A día de hoy, sigue la demora en el pago de los ERTE. Los senadores de la Izquierda Confederal del Senado (Adelante Andalucía, Més per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Catalunya En Comú Podem), Carles Mulet y Vicenç Vidal han comparecido junto a la Asociación de Afectados por Impagos de Prestaciones para mostrarles su apoya ante la demora de los pagos de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

En la comparecencia han pedido medidas por parte del director del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), Gerardo Gutiérrez y de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. Con ello, se quieren conocer las previsiones y líneas de actuación que tiene el Gobierno ante la demora en el pago de las prestaciones por los ERTE a causa del COVID-19.

Mulet ha presentado una moción que reclama al Gobierno un mayor esfuerzo en la tramitación de las prestaciones impagadas. Está moción reclama «mejorar el procedimiento» para que la administración esté preparada por si comienzan a haber más casos. Además, Mulet insiste en la incoherencia de los datos: «No cuadra que la ministra (Yolanda Díaz) diga en el Senado que están pagados todos los ERTE correctamente cumplimentados y presentados y que haya tanta gente durante meses sin cobrar. Algo falla en todo esto y a todas luces parece claro que es la Administración».

El senador valencianista reclamó conocer la cifra de afectados por los retrasos a la administración o el número de expedientes que llevaban más de dos meses sin ser resueltos. Mulet no tuvo éxito. El Gobierno no le facilitó los datos explicando que «no sabe el número de personas afectadas por ERTE a causa del COVID-19 cuyos expedientes han tardado más de dos meses en ser resueltos».

Carles Mulet ha mostrado su indignación y ha dudado de las cifras oficiales que hablan de la extraordinaria eficacia del pago de las prestaciones. Estos datos que están proporcionando son cifras a fecha del 12 de mayo «lo que supone un claro ejercicio de desinformación» ha explicado Mulet.

Compromís no quiere dejar de lado este asunto. Aseguran que siguen recibiendo información y quejas de personas que siguen sin cobrar. «Si en febrero la cifra total de desempleados se situaba en 3.246.047 y en mayo abonaron el pago de prestaciones por desempleo a 5.197.451 personas, hay 4.331.358 prestaciones reconocidas y 3.333.700 son nuevos beneficiaros, deben existir cientos de miles de personas sin ninguna ayuda y pendiente de cobrar”.

Según los datos que proporciona el Gobierno y el SEPE, en los primeros días de mayo se abonó el pago de las prestaciones por desempleo a 5 197 451 personas. De todas wllas, 3.333.700 son nuevos beneficiarios, gran parte de ellos afectados por los ERTE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre