El Ayuntamiento de Miramar apuesta por la seguridad en la vuelta a clase. Entre las medidas adoptadas des del inicio de la crisis sanitaria se encuentra la limpieza y desinfección de edificios y espacios públicos del pueblo y la playa. Con el inicio de curso escolar, el consistorio intensificará la desinfección de los centros municipales y educativos.

Pilar Peiró, alcaldesa de Miramar, ha asegurado que “durante el curso se duplicará la desinfección a los espacios de uso frecuente como las zonas de paso, servicios y elementos comunes como las barandillas, mobiliarios, tanto en el CEIP Oliveretes como en el resto de edificios y espacios públicos”.

El Ayuntamiento de Miramar ha cedido durante el curso 2020-2021 el Paque de Educacuón viaria y espacios públicos para la creación de dos aulas “la reducción de la ratio obliga al centro a necesitar más aular, por eso desde el Ayuntamiento hemos querido ayudar a hacer que los niños puedan estar lo más cómodos posible, dentro de la situación en que nos encontramos”.

Además, el consistorio ha ofrecido a todos los centros de gel hidroalcohólico con dispensadores, para el uso de la entrada de la aulas, ampliando los recursos ofrecidos por la Conselleria. “Des del Ayuntamineto creemos que es muy importante apostar por una educación segura, garantizar a nuestros alumnos que pueden acceder a los centros completamente desinfectados y por eso aumentaremos la frecuencia de limpieza”, destacó Peiró.

El Ayuntamiento también ha ayudado en la adecuación de las instalaciones educativas, dependiendo de la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana para adoptar las medidas de seguridad necesarias.

Este curso, los alumnos lo harán de forma escalonada a partir del 7 de septiembre. Contarán con un aumento de accesos y salidas, controladas por la Policía Local, para evitar aglomeraciones. Además, también se tomará la temperatura y contarán con una separación del alumnado en el patio<.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre