El Grupo Municipal Comprmís de Ròtova ha acordado la expulsión de Gustavo Morant por las últimas acciones realizadas que van en contra de la acción del gobierno municipal. Tanto Morant como la regidora Ana Puig han manifestado por escrito la voluntad de dejar de formar parte del grupo municipal, quedando así como regidores no adscritos.

Ambos regidores, aseguran desde Compromís Ròtova, impidieron la aportación de fondos municipales para ejecutar la subvención recibida para el control del alumbrado i de la calidad del aire. Además, impidieron también la adhesión de Ròtova al Gabinete Psicopedagógico de la Macomunidad, así como la ampliación de los servicios de Agente de Ocupación y Desarrollo.

Además de retirar las competencias, Compromís ha pedido la renuncia al acta, algo personal de cada regidor. Aseguran que este acto se pide «porque la gente que forma parte del proyecto pueda defenderlo y dar respuesta a aquello que votaron los vecinos en las pasadas elecciones municipales».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre