La Cruz Roja de Gandia hace balance sobre las intervenciones realizadas por los socorristas durante el mes de julio, sumando un total de 1.206 y destacando una menor cura de picaduras de medusa, más lipotimias y un aumento del servicio de baño adaptado.

Las intervenciones suponen un 6% más que durante julio del año pasado. Entre estos, 15 bañistas fueron trasladados al hospital Francesc de Borja de Gandia y 2 de carácter grave y . Pese a esto, no se ha producido el fallecimiento de ningún bañista durante el mes.

Siguiendo con las cifras, un total de 160 bañistas han sido atendidos por heridas y contusiones, y otros 21 por lipotimia, duplicando el número de afectados del año anterior debido al aumento del calor y la cantidad de horas bajo el sol.

Sin embargo, este verano han disminuido las picaduras de medusa, que de un total de 93 que se atendieron en julio de 2018, 67 lo han sido durante esta temporada.

15 niños han tenido un descuido, igualando la cifra del primer mes estival de 2018.

Un aspecto que destaca sobre el resto de este pasado mes es la cifra alcanzada de usuarios con movilidad reducida que han podido disfrutar de los días de playa, 604 personas, 120 más que el año pasado. Esto se debe al nuevo servicio de transporte que Cruz Roja ha puesto para recogerlos en sus casas, llevarlos a la arena de la playa y ayudarlos durante el baño.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre