Tras el temporal de viento del pasado fin de semana, las columnas de hierro de la entrada a Oliva empezaron a cimbrearse. Esto fue grabado por varios vecinos y se volvió viral en las redes sociales. Por ello, el alcalde del municipio, David González, ordenó a los servicios técnicos municipales que las inspeccionasen.

Tras la primera inspección del arquitecto municipal, este concluyó que las columnas y las soldaduras están en buenas condiciones y que no hay peligro. En cuanto a su movimiento, se trata de un hecho habitual cuando se dan vientos fuertes y es consecuencia del diseño estructural, calculado para soportar fuertes rachas de viento y no caer. Aún así, los técnicos inspeccionarán estas torres, ubicadas en la carretera N-332 y en la rotonda de la carretera hacia Piles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre