Cerca de 100 corredores participaron ayer en la quinta edición de la San Silvestre Solidaria del Real de Gandia. La prueba discurrió por un circuito urbano de dos kilómetros y sirvió para recoger 100 kilos de alimentos que se donarán a Cáritas para que lleguen a las familias sin recursos del municipio.

Las calles del Real de Gandia volvieron a llenarse ayer de corredores y caminantes de todas las edades disfrazados para participar en la V San Silvestre Solidaria organizada por el Ayuntamiento y la colaboración del GR Real de Gandia.

La prueba tuvo un recorrido de dos kilómetros por un circuito que discurría por las principales calles del casco urbano y se desarrolló en un gran ambiente festivo, donde la diversión y la solidaridad primaron sobre el carácter competitivo.

Para inscribirse, los participantes debían entregar un kilo de alimentos no perecederos o productos de limpieza e higiene personal en el momento de la recogida de dorsales. Esto ha permitido recoger más de 100 kilos de comida que se destinarán a Cáritas del Real de Gandia para que los distribuyan entre las familias más necesitadas del municipio.

El alcalde del Real, Gustavo Mascarell y el presidente del GR Andrés Ascó,  fueron los encargados de entregar los premios de esta quinta edición de la San Silvestre Solidaria, consistentes en regalos individuales para los mejores disfraces infantiles y adultos. También hubo premios para los mejores disfraces grupales.

Al finalizar la prueba deportiva, el Ayuntamiento realero sirvió chocolate y coca de llanda tanto para los participantes como para el público asistente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre