El Ayuntamiento de Miramar ha puesto en marcha un plan de trabajo para los trabajadores parados del municipio. En total han sido 27 personas las que han conseguido un puesto de trabajo en la jornada estival.

El proceso de contratación empieza siempre con la elaboración de un listado de trabajadores afiliados en el SERVEF. A continuación se forma una comisión con representantes de los sindicatos y un técnico municipal para seleccionar a los trabajadores en función de: la antigüedad en el paro, los familiares a su cargo o si reciben algún tipo de prestación.

De estos 27 nuevos empleados: cinco tienen contrato de dos meses gracias a la subvención de 10 000 € concedida por el Ministerio de Trabajo; dieciséis se han incorporado en el marco del Pacte Territorial per l’Ocupació de la Safor (Pactsafor); y, por último, cuatro informadores turísticos y dos informadores sociosanitarios para ayudar a cumplir las medidas de seguridad frente al COVID-19.

La alcaldesa, Pilar Peiró, se muestra comprometida, año tras año, en buscar ayudas y trabajo para toda la población parada del municipio: «El Ayuntamiento de Miramar hace un gran esfuerzo económico para poder ofrecer trabajo a la gente parada del municipio. Unas competencias que no son municipales pero que pensamos necesarias para ayudar a nuestros vecinos y vecinas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre